• BIODANZA

    Un camino para encontrar la alegría de vivir.

    "

¿Qué es la Biodanza?

Biodanza fue creada por Rolando Toro, psicólogo y antropólogo. El sistema Biodanza posee una sólida fundamentación científica y un modelo teórico propio, fruto de más de 4 décadas de investigación permanente. No se apoya en nociones esotéricas, está considerada como una extensión de las ciencias humanas y científicas de la vida.

Su práctica consiste en la inducción de vivencias integradoras a través de la música, el movimiento y situaciones de encuentro en grupo, y construir progresivamente un clima de confianza, donde los participantes pueden vivenciar de manera lúdica formas de relación más afectivas, espontáneas y creativas.

¿Cómo es una sesión de Biodanza?

Una sesión de Biodanza tiene aproximadamente una duración de 2 horas.

Consta de:

  • Una parte verbal introductoria, donde compartir las experiencias relativas a la sesión anterior y aclarar dudas respecto a los contenidos teóricos.
  • Una parte vivencial, que consiste en una secuencia integrada de ejercicios, cuya finalidad es promover un proceso progresivo de cambio que envuelve el cuerpo en todos sus niveles, fisiológico, emocional y existencial.

Algunos ejercicios están estructurados para actuar sobre el sistema nervioso simpático, optimizando nuestra capacidad de trabajo, fuerza interior y de respuesta al medio, disminuyendo los miedos existenciales, las angustias y las fobias sociales.

Otros ejercicios actúan sobre el sistema nervioso parasimpático que corresponde a nuestra capacidad de relajación, descanso, nutrición, placer y ausencia de estres.

Su práctica favorece la expresión, integración y desarrollo de los potenciales humanos que se manifiestan a través de cinco líneas de vivencia:

  • Vitalidad

    Aumento de la energía y de la integración motora, motivación por la vida. Disminución de las enfermedades psicosomáticas y renovación orgánica. Estimulación de la alegría de vivir mediante el movimiento y la integración grupal.

  • Creatividad

    Expresión de la emoción a través de la voz y del movimiento, renovación del proyecto existencial, creación artística.

  • Afectividad

    Aumenta y mejora la comunicación, capacidad de dar y recibir afecto, estimulación de la expresión de ternura y nutrición recíproca. Abandono de las relaciones tóxicas.

  • Sexualidad

    Despierta la fuente del deseo, disminuye la represión sexual, reconocimiento de la identidad sexual, estimulación de la capacidad de contacto y caricias, placer de vivir y disfrutar la vida.

  • Trascendencia

    Genera armonía, conexión con la totalidad, percepción global del universo, expansión de la conciencia, éxtasis y plenitud.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

No te pierdas toda la información de los cursos, charlas y talleres a realizar próximamente.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola.
¿En qué puedo ayudarte?