Meditación

El pasado y el futuro están fuera de nuestro alcance. Solo en el momento presente la vida se manifiesta y es ahí donde únicamente se puede ser feliz.

Bienvenido a la práctica de la meditación o atención plena. Cuando tomamos la decisión de acercarnos a la meditación estamos ante el umbral de un cambio trascendental, es un cambio sutil y profundo que transforma la vida entera. Con la práctica de la meditación recuperamos el poder sobre nuestra vida, nos convertimos en soberanos de nuestra existencia.

La meditación produce efectos diversos y muy beneficiosos en el organismo, a nivel mental, social..., veremos como se reduce el estrés, la visión de las situaciones cotidianas adquiere un matiz diferente, se produce una liberación de nuestra tendencia a emitir juicios sobre todo lo que percibimos. Los cambios que se experimentan se deben únicamente a tus propios esfuerzos.

La atención plena es conciencia, una conciencia que se desarrolla prestando una atención concreta, sostenida, deliberada y sin juzgar el momento presente. Es un acto de amor con la vida, con la realidad y con la belleza de nuestro ser, con nuestro corazón, con nuestro cuerpo, con nuestra mente y con el mundo.

La atención plena se convierte en una aventura de investigación y descubrimiento sobre la naturaleza de la mente y del corazón. Es un viaje que nos enseñará a vivir con una mayor presencia, apertura y autenticidad y que beneficia a uno mismo y a todas las personas con los que nos relacionamos.

La escucha profunda constituye la esencia de la meditación, es decir, el cultivo de la intimidad con tu propia vida pues su práctica ayuda a crecer, florecer y alimentar la vida momento a momento y día tras día.